CELAGEM
Idioma: ES EN
Menu
Más hijos retardaría envejecimiento

Tener más hijos podría retardar el envejecimiento en las mujeres


Al tiempo que la maternidad es una de las experiencias más gratificantes, es poco probable que la mayoría de las madres consideren que las noches sin dormir y los berrinches infantiles sean beneficiosos para el envejecimiento. Sin embargo, un sorprendente nuevo estudio, sugiere que mientras más hijos una mujer tenga, envejecería más lento.

A través de la revista científica PLOS ONE, los investigadores revelaron que las mujeres que tenían más hijos tenían telómeros más largos que las mujeres que tenían menos hijos.

Los telómeros son los tapones en el extremo de cada cadena de ADN que protegen nuestros cromosomas (las estructuras filiformes que contienen toda nuestra información genética) de los daños.

Cada vez que una célula se replica, los telómeros se hacen más cortos. Con el tiempo estos se vuelven tan cortos que dejan de proteger a los cromosomas, lo que les deja vulnerables a los daños, que a su vez hace que las células envejezcan y dejen de funcionar con eficacia.

Anteriormente, estudios en animales apoyaban la "teoría de la historia de vida", la cual sugiere que el aumento del comportamiento reproductivo se asocia con un envejecimiento biológico acelerado. Sin embargo, este reciente estudio, dirigido por los profesores Pablo Nepomnaschy y Cindy Barha, de la Universidad Simon Fraser en Canadá, contradice esta teoría.

Cada hijo está ligado a un aumento en la longitud de los telómeros

El equipo inscribió 75 mujeres mayas kaqchikeles de dos comunidades vecinas en las tierras altas del suroeste de Guatemala, para evaluar el número de hijos que las mujeres dieron a luz entre el año 2000 y el 2013. Al comienzo del período de estudio de 13 años, la longitud de los telómeros de las mujeres fue medida a partir de muestras de saliva. La longitud de los telómeros se midió de nuevo al final del estudio, pero a través de un hisopo bucal.

Los investigadores hallaron que las mujeres que tuvieron un mayor número de hijos en el transcurso de los 13 años, poseían telómeros más largos que quienes dieron a luz a un menor número de hijos; cada bebé nacido estaba vinculado a 0.059 unidades más de telómeros.

Estos resultados se mantuvieron después de considerar varios posibles factores influyentes, como la edad de la mujer, su edad al primer parto, su edad en el año 2013, los hábitos de estilo de vida y los ingresos familiares.

Al comentar sobre sus hallazgos, los investigadores afirman: "Nuestro análisis muestra que el aumento de número en la descendencia a través de los 13 años de observación, atenúa el acortamiento de los telómeros, lo que sugiere que en nuestra población de estudio, tener más hijos puede ralentizar el ritmo del envejecimiento celular."

El aumento de la producción de estrógenos durante el embarazo puede explicar los hallazgos

El profesor Nepomnaschy plantea la hipótesis de que sus resultados pueden explicarse por un aumento en los niveles de estrógenos que surgen durante el embarazo. "Los estrógenos actúan como un potente antioxidante que protege las células contra el acortamiento de los telómeros", explica.

Por otra parte, Nepomnaschy sugiere que el entorno social puede desempeñar un papel relevante en la asociación entre el número de hijos que una mujer tiene y su ritmo de envejecimiento, señalando que las mujeres incluidas en este estudio que tuvieron varios hijos tenían un mayor apoyo social de la familia y amigos.

"Un mayor apoyo social conduce a un aumento en la cantidad de energía metabólica que puede ser asignado al mantenimiento de los tejidos, por lo que se ralentiza el proceso de envejecimiento", añade.

El equipo investigativo concluye que estudios futuros deberán investigar la asociación entre la frecuencia reproductiva y el envejecimiento biológico en las mujeres de diferentes etnias y orígenes raciales.