CELAGEM
Idioma: ES EN
Menu
Obstetricia y ginecología

Obstetricia
y ginecología

En la actualidad, con el advenimiento de la Biología Molecular y la aplicación de técnicas de laboratorio precisas, el Centro Latinoamericano de Diagnóstico Genético Molecular, CELAGEM, ofrece a los pacientes y especialistas de la salud, una batería de exámenes de laboratorio que pueden ayudar a ofrecer una medicina más moderna, menos invasiva, y más precisa, en el área del control de embarazo y la Ginecología, exámenes que se describen a continuación de manera clara y sencilla.

Sexaje fetal a partir de la octava semana


Cuando las parejas transitan el camino de ver cómo se desarrolla uno de los sucesos más increíbles y perfectos de la naturaleza, como es el de crear vida a partir de la vida, sienten curiosidad y la necesidad de saber cuál es el sexo de su hijo para iniciar una relación emocional y afectiva. Razón por la cual, CELAGEM diseñó un examen denominado sexaje fetal en sangre periférica materna, que es una prueba capaz de dar información a la pareja, sobre el sexo de su hijo de manera precoz a partir de la octava (8) semana de embarazo, con solo una muestra de sangre periférica de la madre. En la medicina actual, la determinación del sexo del feto es solo posible mediante los controles ecográficos seriados o el estudio citogenético a partir de la semana 16 de gestación.

Esta prueba basa su principio, en que a partir de la séptima semana de gestación, se produce un intercambio de células y nutrientes entre la madre y su hijo, células que se pueden identificar en la sangre materna, al igual que el ADN libre del gestante. La sensibilidad de esta prueba está alrededor de un 98%, y una especificidad cercana al mismo valor, en mujeres primigestas (primeros embarazos), o en su segunda gestación, en el caso de que en su primer embarazo el producto haya sido una niña. Ya que la prueba está diseñada para buscar la presencia del cromosoma Y (cromosoma masculino) en la sangre materna, si su primer embarazo es varón, su ADN puede permanecer 2 años o más en la sangre circulante, motivo por el cual pueden resultar valores falsos en el resultado de la misma. De igual manera todas aquellas mujeres con pérdidas de embarazo (abortos), superiores a las siete semanas de gestación, corren el mismo riesgo de dar resultados erróneos, ya que no se conoce el sexo de su primer embarazo.

Estas limitantes obligan a CELAGEM a diseñar una prueba mucho más compleja, que no solo tiene el potencial de detectar el sexo del bebé a partir de la octava (8) semana, sin presentar las limitantes del sexaje en sangre periférica anteriormente descrito, en lo que respecta a si son primigestas o no, sino que también ofrece mayor información clínica, ya que esta prueba tiene la capacidad de analizar en número, los cromosomas autosómicos y sexuales, responsables del 98% de las enfermedades genéticas (aneuploidias) más comunes, relacionadas con los cromosomas 21, 13, 18, X y Y. Esta prueba tiene una sensibilidad del 98%, y se denomina FISH en eritoblastos fetales en sangre periférica materna.

En otro orden de ideas, es bien conocido por los especialistas en salud, que existen microorganismos responsables de la rupturas de membranas prematuras durante el embarazo, microorganismos que, algunos de ellos, se pueden diagnosticar a través de cultivos bacteriológicos convencionales. En muchos de los países de Europa y Norte América, en los controles de embarazos durante el tercer trimestre, se solicita de manera rutinaria la investigación de cuatro microorganismos involucrados en la ruptura de membrana prematura como son Chlamydia Trachomatis, Ureaplasma Urealyticum, Mycoplasma Genitalium y Streptococcus Agalactiae (Beta hemolítico), que representan los microorganismos más frecuentemente relacionados a este fenómeno. Dicho Multiplex se denomina perfil ruptura de membrana prematura.

CELAGEM de igual manera posee en su batería de exámenes convencionales, estudios citogenéticos como son FISH en líquido amniótico y FISH en sangre periférica del recién nacido, que son pruebas ampliamente difundidas en los estudios perinatales y del puerperio.

Prevención del virus del papiloma humano


Tratando de cumplir con las necesidades de los especialistas en la salud de la mujer, CELAGEM brinda como alternativa diagnóstica precisa la tipificación del virus del papiloma humano (VPH), que es una de las enfermedades sexuales más comúnmente transmitidas, que afectan en todo el mundo entre un 20% a un 46% de las mujeres sexualmente activas, y que puede estar relacionada con uno de los cánceres más frecuentes en la mujer como es el cáncer cervical o de cuello uterino. Por esta razón, en muchos de los países desarrollados usan como tamizaje de dicha patología, posterior a un estudio citológico que sugiera la presencia de este virus (VPH), la tipificación de la cepa presente en el cuello uterino de la mujer, para establecer si es de alto riesgo (16,18, 31 y 45) de riesgo intermedio (33, 35, 39, 51, 52, 56, 59, 68) o de bajo riesgo (6, 11, 42 y 44), en lo que respecta a su relación con el cáncer de cuello uterino.

Otro de los microorganismos infecciosos que pueden producir complicaciones en el embarazo y en el producto, son los hemoparásitos y virus que se contagian durante el embarazo, que son responsables de producir algunas alteraciones en el gestante. Estos microorganismos los podemos nombrar como: Toxoplasma Gondii, Citomegalovirus (CMV) y Epstein Barr Virus (EBV).

El Centro Latinoamericano de Diagnóstico Genético Molecular, CELAGEM, trabaja en el diseño de exámenes de biología molecular que sirvan de apoyo de laboratorio a todos los especialistas en la medicina reproductiva, intentando satisfacer las necesidades de la población en lo que respecta al diseño de baterías de exámenes útiles para el especialista responsable del cuidado de la pareja y su bebé.


• Nuestro laboratorio

• Biología molecular

• Reproducción humana

• Enfermedades infecciosas